Mi primer post

Esto de comenzar un nuevo proyecto es un mundo en sí mismo. Cuando llega la idea por primera vez todo parece simple, sencillo y completamente claro; enmarcado, bien definido y con los riesgos (e incluso presupuesto) completamente acotados. Cuando se comienza a trabajar en él, uno se da cuenta de que hay un océano de decisiones que tomar, con sus detalles, implicaciones explícitas e implícitas y con sus subtareas que uno tomó a la ligera y que le estallan en cuanto la cosa comienza a andar. Lo cierto es que todo necesita tiempo y que lo que en la cabeza parecía que estaría funcionando en un par de semanas, después de año y medio se encuentra con montañas de cosas a medias y cordilleras de cosas esperando su turno, mas las ideas que han ido surgiendo durante el trayecto y las que más que probablemente vendrán.

En este último año y medio casi no he podido dedicarle el cariño necesario a nada que no fuese este proyecto que ahora comienza a estar en una fase que le permite rodar, aunque sea a trompicones. Tengo que estar satisfecho con lo conseguido hasta ahora, eso sin duda, pero cierto es también que las expectativas iniciales situaban el estado del proyecto en las fechas actuales a tres o cuatro galaxias de distancia de lo que se ha sido capaz de avanzar hasta este momento y eso añade un pequeño freno a la satisfacción y a la felicidad, pero con todo, estoy muy contento.

En este, mi primer post, no solo de este proyecto, sino de otros miles que he empezado y no he conseguido ni poner el primer tornillo, solo quiero decirme a mi mismo y a quien me pueda leer, que si, que todo se puede aunque no se pueda todo, que soñar está bien, pero para conseguir las cosas hay que lanzarse, caminar decidido (sin perder el pensamiento crítitico) y amar lo que se hace, esquivando las barreras mentales puestas por los fantasmas del pasado. Futuro yo (y futuro tú), todo parece mucho más simple dentro de tu mundo mental, el mundo físico impone límites de todos tipos que tendrás que aprender a conciliar con las ansias de moldear la realidad y alcanzar las metas, pero si se trabaja en aterrizar esas ideas, tarde o temprano comenzarán a llegar los resultados, positivos o no, y la satisfacción te alcanzará al mirar el camino recorrido.

Ánimo, es duro pero merece la pena.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies